miércoles, 5 de noviembre de 2008

MURIÓ TÍA JUANA


Boomp3.com

Éramos pocos . La única hija , mi prima , dió parte sólo
a la familia del fallecimiento de su mamá .
Nos reunimos en el hall central del cementerio ,
y cuando ya estábamos todos presentes ,
pasamos a la capilla para la oración preentierro .
Mi cuñada menor,la eterna diva de las desgracias familiares,
la que más llora, la que más se apena ,
la más insoportable , colgada del brazo
de su marido sollozaba convulsivamente .

Terminado el rezo, ya encomendada el alma de la Tía Juana
a no sé quiénes en las alturas , emprendimos el camino
hacia la sepultura to be , en un área antigua del cementerio,
donde las lápidas y figuras alusivas estaban bastante deterioradas .
Es que ella , Juana , eligió enterrarse con su madre
que había fallecido hacía muchos años .

Demasiados muertos pensé , mientras caminábamos , una ciudad de muertos .

Llegamos a la sepultura que era un hondo hueco
en la tierra ; a su costado se amontonaba todo
lo que se había excavado de ella .
Se veían algunas pocas coronas , varias lápidas semidestruídas
y cabezas esculpidas de niños , muy antiguas , grises ,
desordenadamente emplazadas .

Formando un semicírculo , asistimos al último rezo
del religioso que consolaba a los deudos y perdonaba
a la muerta todos sus pecados , etc., etc.

Mi cuñada no estaba satisfecha con las expresiones de dolor en honor de la muerta , así que , ni lerda ni perezosa , con unas flores que arrancó de una corona , se inclinó sobre el cajón para arrojarlas dentro de la fosa . Se apoyó en la cabeza de piedra de una niña ángel para lanzarlas con más fuerza y embocar el ramo en el profundo agujero de tierra negra .
El envión hizo que sólo la cabecita de la niña quedara apresada en su mano derecha , separada del torso donde estaba apoyada y no adherida , según vimos después , asi que ella , mi cuñada , cayó ruidosamente a la fosa , sin soltar las flores de su mano izquierda , hasta que quedó pegadita a la Tía Juana
cuya mortaja , por el impacto de la caída , se podía ver claramente a través del agujero del cajón de madera . El crujir del astillado y el ruido de la caída de un cuerpo pesado nos paralizaron .

Nadie quería mirar adentro del gran agujero.
Primero nos invadió el espanto , al momento una inevitable
carcajada general . Mi cuñada gritaba pidiendo ayuda
y nosotros , algo perversamente , alargamos el momento
del socorro porque esa escena era muy bizarra
y ella la tenía merecida .

Entre varios pudieron izarla finalmente , cubierta de tierra
húmeda la cara y las ropas ,
colorada por el esfuerzo de trepar ,
descompuesta por la impresión , pero, qué quieren
que les diga ..., parecía feliz por haber conseguido
el protagonismo que buscaba ,
convencida de que el espíritu de la Tía la premiaría por su gesto .

La llevamos al hospital para desinfectar las pequeñas heridas que lució durante semanas mientras relataba sus excesos con el orgullo de una veterana de guerra .

18 comentarios:

Cuti dijo...

aprendamos de la cuñadita.

pesuniasygarras dijo...

uyyyy uyy uyyyyyyy sin palabras, eso.
saludos

ele de lauk dijo...

Cuál de ellas , cuti?

**********

Pesu , un gag en vivo .

**********

ZoePé dijo...

Parece Buñuel el relato, Ele!! Desopilante!!

Corto M dijo...

Si la vida avanza entre la tragedia y la comedia... que broche de oro!! "eligió" su Tía Juana para dar el último adiós.

Cuantos capos cómicos hubiesen preferido ese final...

En lo personal he ensayado varios escenarios para mi ocaso: algunos heroicos, otros un tanto solitarios, y ¿ por qué no ... ? con vuestro permiso Ele, y el de Juanita, sumaré a mi lista este otro!

Je vous embrasse bien fort. S.R.

ele de lauk dijo...

Zoe , me sentía actuando en un film de Buñuel o en una escena de cine mudo con ritmo rapidísimo !

ele de lauk dijo...

Corto , le parece una opción a elegir ? Este final es algo grotesco , pero seguro que lo recordarían a Ud ., por lo menos con una sonrisa . Y eso no sucede siempre .

Le cuento que la Tía tenía un carácter algo imbricado , lo que hacía difícil evocarla cariñosamente . Y ya vé , lo que no consiguió en vida , lo consiguió en muerte !

P.S. : Juana , más lejana y digna , no es la tía de un post anterior .

Protervo dijo...

Nice.

Tumulario dijo...

Que bueno, yo qe probablemente soy mas malo, que ustedes, la hubiera dejado un rato mientras empezaban a tirar la tierra.
......
Claro que al final la sacaría, aunque nunca se sabe, al fin y al cabo soy un tumulario y me debo un poco a mi raza.
.....
De todas formas, si la historia es cierta, y no dudo de que lo sea, se merece un premio.

ele de lauk dijo...

protervo : su nick me inquieta , su visita me encanta .
Call again .

ele de lauk dijo...

Tumulario , esta historia le viene como cadáver a nicho ! Por eso el premio...Gracias sepulcrales .

Aurelio Asiain dijo...

Justicia poética se llama eso. Está muy bien contado. ¿Estará bien dejarte, ante la fosa, un beso?

ele de lauk dijo...

Si, claro , no creo que la Tía objete .
Yo te dejo otro , no ante , sino en el borde .

ele de lauk dijo...

Aurelio , esto sucedió . Justicia hubo , pero no fue poética .
O también poética .
Gracias poéticas y de las otras .

Clara Sheller dijo...

Wow!!!
Esto sí que es digno de "Muerte en un Funeral". La protagonista es siempre protagonista..

ele de lauk dijo...

Muerte en un Funeral ? Es suyo el título?
Sheller , ya no la esperaré para el gran cambio . Time over .

DaViD CaNo dijo...

No cabe duda que a veces la realidad supera a la ficción.

Saludos desde la Sultana del norte, acá en los méxicos

ele de lauk dijo...

David :

Desde Monterrey , la Sultana del Norte ?
Gracias por pasar y comentar ,
qué bueno estar tan cerca ,
tan lejos y tan cerca .

Saludos desde la Reina del Plata :)